Skip to content

Sólo la autonomía te prepara para la autonomía (Por Michael Sappir)

5 noviembre 2010

Michael Sappir es un joven israelí estudiante de linguística en Alemania, se formó en una escuela Sudbury en Jesusalén, y actualmente es presidente del Consejo de EUDEC. En este artículo aparecido en su blog, explica las ventajas de las escuelas democráticas frente a otras tradicionales para una preparación efectiva de los estudiantes para la vida como adulto.

 

A los estudiantes de las escuelas democráticas se les da el control y la responsabilidad sobre cómo utilizan su tiempo libre. Esto es simplemente el respeto de su autonomía. Pero también se podría pensar que es una formación para uno de los mayores desafíos de nuestra época. Más que nunca, nos bombardean con opciones en todas las direcciones. Esto no es ningún secreto. Sin embargo, de todos los enfoques educativos, sólo las escuelas radicalmente democrática (como las escuelas Sudbury) abordan seriamente la cuestión.

No-soluciones tradicionales

Las escuelas tradicionales controlan el tiempo de los estudiantes casi por completo. Su intención es asegurarse de que un plan de estudios bien diseñados se entrege totalmente a todos los estudiantes en el tiempo disponible – un objetivo admirable, si creyeramos que un plan de estudios pudiera ser relevante para un futuro incierto, en realidad a menudo parecen más adecuados para algún punto unos diez años atrás.

En la educación alternativa, dos muy grandes, viejos nombres son Waldorf y Montessori. Las escuelas Waldorf tienen otro tipo de plan de estudios al que se encuentra en las escuelas tradicionales, pero por otra parte siguen el mismo principio básico: administrar el tiempo de los estudiantes para que puedan asegurarse que obtienen su contenido a través de los contenidos dentro del tiempo asignado. Las escuelas Montessori adoptan un enfoque un tanto diferente: permiten a los estudiantes manejar su propio tiempo, pero el entorno en el que se encuentran se llena con el currículo encubierto en forma de materiales especialmente preparados para dar las lecciones en diferentes áreas. Por supuesto, los adultos hacen todos los esfuerzos para asegurarse de que todos los niños pueden acceder fácilmente a los materiales. El enfoque Montessori todavía se deriva de la fórmula básica de las escuelas tradicionales y las escuelas Waldorf por igual: los adultos son los responsables de que determinados contenidos (creados o seleccionados por los adultos) lleguen a los estudiantes, la diferencia es la forma en que los adultos lo logran.

Pero, ¿para qué estamos preparando a los estudiantes? Tan pronto como los años de escuela han terminado, las cosas son muy diferentes. Tú estableces tus propias prioridades. Tú decides el contenido que deseas o necesitas en tu vida. Las dificultades surgen en el camino hacia lo que quieres, y te toca a ti saber cómo se puede hacer, o encontrar tu propia manera de hacerlo. Las escuelas tradicionales y las escuelas alternativas tradicionales como Montessori y Waldorf eliminan estos problemas solucionándolos ellos por el estudiante: dan prioridad a los ideales (“trabajar” antes que jugar), eligiendo los contenidos (planes de estudio, “materiales”), salvando las dificultades (“eliminando obstáculos”) o de plano, dando las soluciones. Protegen a los estudiantes de los verdaderos desafíos en lugar de permitirles tratar con ellos, sentirse cómodos con ellos, y ser buenos en su superación.

Una solución democrática

Las escuelas Sudburyejemplificando la educación democrática en una forma particularmente fuerte – siguen una fórmula completamente distinta: los estudiantes son responsables de su propia educación. Como resultado, los adultos no hacen esfuerzos para introducir determinados contenidos en beneficio de los estudiantes – no es su responsabilidad. En general, tampoco se trata de motivar a los estudiantes hacia los contenidos educativos en particular – tampoco es su responsabilidad. Incluso no trabajan en secreto para asegurarse de que el camino está llano para que el estudiante obtenga lo que quieren – una vez más, no es la responsabilidad de los adultos.

Como resultado, les toca a los estudiantes. Como estudiante, tú tienes que decidir qué hacer con tu tiempo. Esto significa establecer tus propias prioridades, establecer tus propios criterios para el éxito, y por tanto saber cuándo te puedes detener y pasar a lo siguiente. Y significa aprender a obtener ayuda cuando la necesitas. En última instancia, significa obtener práctica en la que tienes una gran variedad de opciones frente a ti, y ser el que tiene que elegir. En última instancia, esto es con lo que muchos adultos de hoy tienen un gran problema. En última instancia, la única escuela que puede prepararte para ello es una escuela democrática.

8 comentarios leave one →
  1. 5 noviembre 2010 19:21

    Me parece muy interesante la experiencia de Michael Sappir en una escuela Sudbury. Me gustaría saber más sobre ello, puesto que me identifico con todos sus presupuestos, pero también se me ocurren muchísimos interrogantes sobre su viabilidad concreta.
    Un saludo.
    Alejandro

    • 9 noviembre 2010 10:17

      Hola Alejandro, hay un libro de Daniel Greenberg “Free at least”, creo que está traducido y editado al castellano por Javier Herrero, de “Ojo de Agua” (escuela libre en Alicante), sobre la experiencia de Sudbury. Lo esencial, tal como yo lo veo, (que daría para un post largo), es cultivar en los niños, desde el principio, la auto-confianza, y luego confiar en ellos, confiar en que como seres vivos, van a seguir los impulsos de adaptación al entorno que les llevarán a hacer las mejores elecciones de acuerdo a las particularidades con que la naturaleza les ha dotado. Pero para eso, para confiar en ellos, hay que desaprender mucho, y olvidarse de los curriculums al uso, no tener prisas, frenar nuestros impulsos autoritarios, etc, etc.. no es fácil, no..

      Un abrazo

      Josu Uztarroz

      • 9 noviembre 2010 16:54

        Gracias Josu. Buscaré el libro que me indicas. La cuestión de la confianza me parece sumamente interesante.

        Un abrazo

        Alejandro

  2. 16 febrero 2015 3:58

    Muy Importante!
    Vamos por ese camino que nos hermana.

    Saludos
    Escuela Democrática de Huamachuco, Perú.

Trackbacks

  1. Only autonomy prepares you for autonomy « Michael Sappir
  2. Tweets that mention Sólo la autonomía te prepara para la autonomía (Por Michael Sappir) « Blog Educación Democrática – EUDEC -- Topsy.com
  3. Only autonomy prepares you for autonomy | Did you learn anything?
  4. Only autonomy prepares you for autonomy | Did you learn anything?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: