Skip to content

Mi experiencia en Kapriole…y más allá

24 junio 2010

Paco Yoncaova nos relata su experiencia el la escuela democrática Kapriole, en este artículo aparecido en el  último Newsletter de EUDEC. Traducción: Paula Bello

Asistí a la escuela primaria (5 años en mi caso) en Kapriole, una escuela democrática en Friburgo, Alemania. Después de eso fui a una escuela comprensiva de postgrado (Abitur) en el 2006. Siento que mi tiempo en la escuela democrática, a pesar de que fue más corto que el estado en la escuela estatal, me ha formado de manera  significativa para mi vida: creo que ese tiempo me ayudó a mantener esa actitud mental de estar interesado por las cosas de forma natural, disfrutar del descubrimiento y el aprendizaje, y no sentir continuamente que debo demostrar algo a los demás. Me ayudó a convertirme en una persona, yo diría, cuya mente esta dispuesta al contenido de la nueva materia. Cuando miro hacia atrás, a mi tiempo en la escuela primaria, veo aquel entusiasmo que vivía dentro de mí.

Había tantas cosas que explorar, tantas puertas que abrir, y lo maravilloso de todo esto era, ue profesore@ y alumn@s, tod@s por igual, lo hicimos junt@s. Tod@s tocábamos  aquella gran burbuja de conocimiento, junt@s, tomando nuestra motivación e interés como motor que nos conducía hacia ello.

Todo el mundo era un miembro de la tripulación, y  aportaba su capacidad para conseguir el mejor resultado al final del día. No había nadie que nos alimentara con una materia concreta, nosotr@s debíamos aprender aquí y ahora. Tod@s éramos como pequeñas cáscaras de nuez bailando en el inmenso océano del conocimiento, y la escuela era nuestro hogar, el refugio que nos aportaba los instrumentos y materiales necesarios para extraer las partes más interesantes de ese profundo mar.

Más adelante, en mi escuela secundaria,  sentía que las personas que escribían buenos ejercicios sin conocer o sin estar interesad@s en la materia eran más felices que las que lo hacían conociendo y entendiendo, pero escribiendo peores ejercicios. La educación democrática me enseñó a no juzgar mi personalidad por lo ejercicios. Definitivamente me siento bien formado para la vida y preparado para conducirla de la manera que yo decida. Siento que muchas personas a mi alrededor están atrapadas en esquemas – etiquetas (escuela, estudiar, trabajo, familia, seguridad, seguros). Siento que a menudo soy capaz de dar un paso atrás, ver las cosas desde otra perspectiva y después elegir lo que quiero hacer.

En la escuela secundaria a menudo me sentía ralentizado saltando de una prueba a otra. No teníamos tiempo para mirar detrás de la escena. Muy a menudo, sólo aprendiamos cómo coger la manzana sin saber cómo crece el manzano. Más tarde estás perdid@ si no hay una manzana que coger porque no sabes cuál es la causa. Siento que mi tiempo en la educación democrática me ofreció la actitud mental que me lleva a encontrar la causa y fijarla en lugar de estar perdido si las herramientas que tengo no funcionan. Esto es uno de los más valiosos diamantes que yo tomé de aquel momento. A menudo, la gente no reconoce esto como verdadero aprendizaje, sin embargo, para mí es una de las cosas más importantes a aprender en la vida porque, es, por ejemplo, la llave para recuperar las cosas que aprendiste en la escuela y que habías olvidado.

Después de graduarme en la escuela secundaria trabajé varios meses en un proyecto en la India como voluntario, hice el servicio civil en Alemania en un estudio de arquitectura y paisajismo y ahora soy voluntario en un proyecto (hace más de un año, ya) para construir y establecer una escuela democrática en Perú. A veces la gente trata de decirme que estoy perdiendo estos años simplemente porque no estoy estudiando algo. Estoy muy agradecido de haber tenido la experiencia de que no sólo las escuelas y universidades son lugares donde aprender y estudiar, el mundo entero está lleno de lugares a los que puedo ir y donde puedo aprender.

3 comentarios leave one →
  1. 24 junio 2010 10:59

    Fantástico testimonio.

    ¡Hay tantas ideas para pensar! Las iré apuntando y reflexionando sobre ellas:

    Disfrutar del conocimiento y del aprendizaje, no sentir que debo demostrar algo a los demás, profesores y alumnos todos por igual lo hicimos juntos, nadie nos alimentaba con una materia concreta, la educación democrática me enseñó a no juzgar mi personalidad por los ejercicios, no teníamos tiempo para mirar detrás de la escena, el mundo entero está lleno de lugares a los que puedo ir y donde puedo aprender.

    ¡Gracias Paco!

    Alejandro Sarbach
    http://carbonilla.net

  2. 14 noviembre 2010 23:02

    Lo encontré recién que mi articulo ha sido traducido al castellano, que bien!
    Siempre me gusta si ideas y pensamientos se pueden distribuir por todos lados y por eso en diferentes idiomas.
    ¡Y siempre estoy feliz si puedo compratir mis piensamientos con otros!

    @Alejandro
    me gusta mucho tu mensaje: “el mundo entero está lleno de lugares a los que puedo ir y donde puedo aprender.”

    ¡Es un pensamiento que quiero vivir yo también!

    • educaciondemocratica permalink
      15 noviembre 2010 11:20

      ¡Gracias a tí por haber compartido tu experiencia con nosotros Paco!

      Josu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: