Skip to content

Proyecto Ciudad Futura

21 noviembre 2009

 

El sitio web Kurly Murly nos presenta esta deliciosa recreación de una ciudad del futuro realizada por seis niños de la escuela libre Pankow (Berlín).

 De 2 a 6 noviembre tuvimos un proyecto llamado “ciudad futura”

 

Con seis niños: Emma, Johanna, Joanna, Fee, Benjamín, Katerina y Mereet.

 

El objetivo del proyecto era construir juntos una ciudad imaginaria. En el proceso de hacer eso, nos enteramos de la historia del desarrollo urbano y los distintos conceptos de mapas y planos de una ciudad. Miramos películas y buscamos a través de una variedad de materiales visuales: libros, fotografías de la historia de la arquitectura, mapas y planes de la Edad Media y contemporánea, y dibujos de las ciudades. Todas las películas e imágenes que vimos estarán en breve en Internet, de modo que usted podrá verlos junto con sus hijos.

 

Al comienzo del proyecto, cada niño tenia un libro donde dibujó su propia versión del “plano de la Ciudad Ideal”. Fue interesante ver que la mayoría de los niños entendieron (y dibujaron) la ciudad como su propio espacio privado. Toda la ciudad significaba para ellos su propio apartamento y un poco a su alrededor (tal vez un parque o un jardín, pero sobre todo como una extensión de su propio espacio privado).

 

Partiendo de estos planes, se alternaron trabajando en el modelo de ciudad del grupo, la construcción de casas y caminos, volviendo luego a trabajar en sus libros individuales.

 

Justo antes de terminar el trabajo en la gran ciudad, tuvimos una presentación del libro. Los niños no se mostraban tímidos ni tenían miedo de dar a conocer sus presentaciones. Todo el mundo estaba muy feliz de compartir sus ideas con los demás. Los niños hicieron presentaciones sorprendentemente articuladas, muy confiados en su capacidad para dar un mensaje. Me ha sorprendido el respeto que mostraron entre sí. Esto es claramente una ventaja del enfoque de la escuela libre.

 

Katerina tenía en mente muchos detalles, incluso la electricidad.

 

  

 Johanna creo un mapa muy detallado de toda la ciudad.

 

Joanna inventó una suerte de mapa lingüístico, nombrando mediante letras las diferentes partes de la ciudad.

Fee creó una ciudad que sería en su mayoría privada. Me imagino que si hubiera más tiempo para trabajar en su libro, hubiera desarrollado toda la ciudad dentro de su apartamento, añadiendo más y más detalles elaborados.

Mereet creó una gran metáfora para la ciudad: el tren. La ciudad-tren se detuvo en diferentes estaciones, cada uno de ellos un servicio vital, como el patio de recreo de la ciudad o el parque. Y cada parada era una página del libro. Creo que esto también es una gran idea para un libro para niños.

Para Emma, la ciudad es su familia. Pintó la última página con una pequeña imagen que muestra a un niño y un padre.

Benjamin, el único varón, fue también el único en construir un objeto público, un parque de diversiones.

Cuando empezamos a armar la ciudad, me enteré de que los niños no sabían, y en su mayor parte no estaban realmente interesados, en la cuestión de dónde vienen todos nuestros servicios públicos, ¿de dónde sacamos el agua y la electricidad?, ¿qué hacemos con nuestra basura?, y así sucesivamente. Un niño nacido en una ciudad siempre ha visto que estas cosas sucedan “por sí mismas”. Pero es muy importante entender que todos somos responsables de los servicios públicos, de mantenerlos en funcionamiento. Es genial saber de dónde vienen y pensar cómo mejorarlos juntos.

Durante la construcción de nuestro modelo tuvimos un debate divertido sobre el suministro de agua para nuestra ciudad. Joanna y Johanna construyeron una cascada que pusieron en el espacio público, pero en realidad no estaban seguras hasta el final si la podría utilizar cualquiera. Pensaban que tal vez podrían invitar solamente a los amigos, o tal vez cobrarían por acceder a ella. Benjamin construyó una empresa que produce el agua embotellada, y decidió que la empresa vendería el agua a los ciudadanos. “De lo contrario, ¿para qué se iba a molestar en trabajar?”, dijo. Entonces empezamos a hablar de dinero. ¿Dónde vamos a conseguir dinero para pagar por el agua? Tal vez es más fácil simplemente construir un pozo, ¿para que todos puedan tener agua gratis? Los niños asintieron.

Pero no estoy seguro de que realmente ellos captaran la importancia del espacio público y las responsabilidades compartidas. Jutta estaba comentando sobre esto, diciendo: “Nuestros niños están rodeados de juegos de ordenador que proponen vender y comprar cosas para sus personajes virtuales. Así que es comprensible ellos repitan este patrón. “

  

One Comment leave one →
  1. Diana Ribadeneira permalink
    27 enero 2012 19:26

    Que linda idea!..felicitaciones

    Diana
    Ecuador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: