Saltar al contenido

Educación Democrática: transformadora

4 noviembre 2011

Terminamos hoy esta pequeña maratón de entradas de apoyo a IDEC2012 Puerto Rico hablando de la Educación Democrática como fuerza transformadora.

Como hemos recordado en días anteriores, la educación, como mecanismo de adaptación a lo social y a lo cultural, es la herramienta más poderosa que tenemos para el empoderamiento de las personas y por derivación para una TRASNFORMACION de lo social-comunitario. La evolución humana, el proceso de hominización primero, y de humanización después, sólo es posible entenderlo desde el desarrollo de mecanismos de cooperación social. El desarrollo del lenguaje como tecnología comunicativa, por ejemplo,  parte de la necesidad de compartir conocimiento y experiencias para facilitar estrategias de innovación y de solución a problemas de adaptación al entorno.

Los modelos sociales en los cuales las personas estamos inmersos funcionan como sistemas que tienen ciclos. Cuando un modelo llega al final de un ciclo, necesita reiniciar un nuevo ciclo de innovación, o de lo contrario estará abocado a desaparecer. Para ellos los sistemas deben estar abiertos al exterior, para facilitar la diversidad y el contraste, que es a su vez el motor de la innovación social y tecnológica. En un mundo superpoblado, global, hipercomplejo y con acuciantes problemas por solucionar en todos los órdenes, la capacidad de las personas de ser creativas, de cooperar en la busqueda de soluciones, y de saber trabajar en equipo llegando a consensos en ambientes de gran diversidad, es una habilidad que requiere de un “entrenamiento específico”.

La Educación Democrática es una herramienta de TRANSFORMACIÓN de la realidad en la medida en que posibilita a las personas adquirir las herramientas y las habilidades necesarias para los nuevos contextos sociales. Y esto sólo se puede hacer desde el reconocimiento del valor de la motivación intrínseca, desde el respeto al deseo natural de aprender desde la propia subjetividad, confiando en que cada persona tiene la capacidad innata de construir su propio camino en la vida. Pero para ello necesitamos ser confiados, reconocidos en nuestra diferencia, y respetados en nuestro derecho a tomar decisiones y a equivocarnos, que en última instancia es la única forma de aprender. Sólo desde ahí podemos construir entornos humanos ricos, empáticos, e integradores. Entornos donde las personas están en el centro, y no son meras piezas de usar y tirar. Transformando la educación, transformamos las personas, y el mundo. La Educación Democratica es una gran aportación en ese camino común que tenemos que recorrer para no volver a caer en la barbarie.

Con este post terminamos esta serie de apoyo a la Conferencia Internacional de la Educción Democratica IDEC2012 Puerto Rico. Os animamos a acudir y a participar en la misma.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 506 seguidores

%d personas les gusta esto: